El Intendente de Villa General Belgrano Gustavo Medina anunció algunas medidas que le dan los primeros rasgos a su gestión.


En conferencia de prensa explicó que se pone en marcha una moratoria para todos aquellos que adeuden tasas de servicios, inmobiliarias y de automotores. Aseguró que el municipio es acreedor de 19 millones de pesos y que mediante la campaña de moratoria intentará obtener estos fondos, al respecto, pidió disculpas a quienes vienen cumpliendo regularmente con el pago de las tasas, pero indicó que es necesario poder recuperar los montos que se adeudan. Otro de los anuncios formulados esta mañana fue el de la declaración de la Municipalidad de Villa General Belgrano en estado de emergencia económica, financiera y administrativa. Esta herramienta le da la posibilidad de crear un escudo de un año para evitar los compromisos con acreedores, mientras se afirma en la gestión y negocia los pagos de las erogaciones correspondientes a servicios prestados al municipio por proveedores. El otro eje de la conferencia pasó por el anuncio de que la administración Medina de hará responsable de los pagos de sueldos vinculados a su gestión y añadió que lo adeudado por la administración Hoss en concepto de sueldos es de un millón ochocientos mil pesos, » reconocemos la deuda y la afrontaremos en la medida que nos ayude la provincia o través de otro mecanismo» explicó el Intendente: Pidió ayuda de todos, el compromiso de los empleados y el pago de los impuestos a los vecinos.

Dejanos tu comentario